fbpx
Uncategorized

CAVITACION Y ULTRACAVITACION

Principios físicos de acción de la cavitación

El principio físico de la cavitación provoca la destrucción de la célula adiposa con la consiguiente transformación de la grasa en una sustancia líquida (diglicérido) que será eliminada a través del sistema linfático y vías urinarias.

Las células grasas se ven expuestas a una sobrepresión, que rompe sus membranas, desencadenando la destrucción de los adipositos. La grasa que contienen –los triglicéridos- se fragmenta en diglicéridos, pudiendo ser éstos últimos expulsados a través de la orina. A través de una emulsificación de la grasa, se consigue cambiar el estado de los depósitos grasos, pasando de sólido a líquido, convirtiéndolos en una sustancia fácil de eliminar mediante la orina, heces y mediante el proceso de combustión . Se aconseja una dieta hipocalórica y la ingesta de al menos dos litros de agua antes y después de cada tratamiento, dado que es una parte imprescindible para poder eliminar la grasa.

El efecto que producen las burbujas es el aumento de temperatura, dado que acumulan energía, hasta que se colapsan e implosionan.

Las células adiposas se exponen a esta energía, y por lo tanto se destruye de forma selectiva la grasa con la consiguiente transformación de la esta sustancia líquida, que después será eliminada a través del sistema linfático, urinario y digestivo.

Si se combina este procedimiento con el endomasaje, terapia subdérmica o drenaje mecanizado, se genera una succión sobre la célula y se produce un estiramiento del tejido, aportando oxigenación a la zona, así como una mejor irrigación sanguínea.

Este tratamiento permite por efecto sonoforético una penetración de los principios activos y enzimas de cosméticos, consiguiendo un aporte muy importante de nutrientes muy beneficiosos para el organismo.

Es muy recomendable realizar un drenaje en la zona justo después de la sesión para ayudar a la eliminación.

No necesita anestesia y está dotado con la máxima seguridad con un diagnóstico y un control previo realizado por el propio aparato.

Permite resultados visibles a partir de la tercera sesión y con un efecto duradero. Se trata de un sistema que asegura eficacia y estabilidad a lo largo del tiempo. Por otro lado la cavitación incorpora ultrasonidos de baja frecuencia, que logran romper el tejido graso sin dañar la micro circulación.

A través de las ondas que propagan vibración de ultrasonidos, se genera una sucesión de burbujas que crean una compresión estable capaz de separar los nódulos grasos, romper la membrana de los adipocitos y emulsionar la grasa que albergan.

 Preguntas frecuentes acerca de la cavitacion

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Dependerá de la importancia, severidad y extensión del problema, pero por lo general se suelen realizar unas 10 sesiones con una frecuencia de una sesión por semana.

¿Qué resultados se consiguen?

En pocas sesiones se reduce perímetro, se mejora de la calidad de la piel y se pierde tanto peso como volumen.

¿Es seguro el tratamiento?

Sí, es seguro siempre y cuando se sigan las pautas del tratamiento y se tengan en cuenta las contraindicaciones correspondientes. La combinación de ultrasonidos con electroporación es una forma no invasiva e indolora para reducir el espesor del panículo adiposo que no representa ningún riesgo para el/la paciente siempre que se utilice siguiendo las pautas, indicaciones y contraindicaciones correspondientes.

¿Existen contraindicaciones en el tratamiento de cavitación?

Como en cualquier técnica hay situaciones que contraindican el uso de ultrasonidos, tales como la presencia de heridas u otras patologías en la zona a tratar, prótesis metálicas, alteraciones de la sensibilidad cutánea, alteraciones de la coagulación de la sangre así como varices y/o antecedentes recientes de tromboflebitis o flebotrombosis. A estas contraindicaciones cabe añadirles las correspondientes al uso de corrientes tales como portadores de marcapasos, etc.

¿Es doloroso el tratamiento?

No es doloroso. Lo habitual es sentir un hormigueo confortable que corresponde a la intensidad de las corrientes de electroporación, aunque esta sensación varía tanto entre personas como entre zonas de tratamiento.

Preguntas frecuentes  acerca de la cavitacion


¿Cuántas sesiones son necesarias?
Dependerá de la importancia, severidad y extensión del problema, pero por lo general se suelen realizar unas 10 sesiones con una frecuencia de una sesión por semana.
 ¿Qué resultados se consiguen?
En pocas sesiones se reduce perímetro, se mejora de la calidad de la piel y se pierde tanto peso como volumen.
¿Es seguro el tratamiento?
Sí, es seguro siempre y cuando se sigan las pautas del tratamiento y se tengan en cuenta las contraindicaciones correspondientes. La combinación de ultrasonidos con electroporación es una forma no invasiva e indolora para reducir el espesor del panículo adiposo que no representa ningún riesgo para el/la paciente siempre que se utilice siguiendo las pautas, indicaciones y contraindicaciones correspondientes.
¿Existen contraindicaciones en el tratamiento de cavitación?
Como en cualquier técnica hay situaciones que contraindican el uso de ultrasonidos, tales como la presencia de heridas u otras patologías en la zona a tratar, prótesis metálicas, alteraciones de la sensibilidad cutánea, alteraciones de la coagulación de la sangre así como varices y/o antecedentes recientes de tromboflebitis o flebotrombosis. A estas contraindicaciones cabe añadirles las correspondientes al uso de corrientes tales como portadores de marcapasos, etc.


¿Es doloroso el tratamiento?
No es doloroso. Lo habitual es sentir un hormigueo confortable que corresponde a la intensidad de las corrientes de electroporación, aunque esta sensación varía tanto entre personas como entre zonas de tratamiento.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Cart
Your cart is currently empty.
A %d blogueros les gusta esto: