fbpx
Uncategorized

Mi Pesadilla personal del COVID-19

He pensado mucho si escribir estas líneas, pero tenía que desahogarme de todo lo que hemos pasado toda mi familia y en especial el Héroe de mi padre, porque con 80 años y cáncer de pulmón ha estado 9 días ingresado por COVID-19 y ya lo tenemos en casa.

Empiezo por el principio. Cuando empezó todo esto, lo primero que hicimos fue aislar a mi padre. Tenía una cita en el Hospital de Alzira por su problema con el cáncer, mi hermana y mi madre intentaron cancelar la cita, por el riesgo que era para mi padre ir al Hospital en plena crisis sanitaria, pero nos dijeron que no, que tenía que asistir a la cita.
Lo llevó mi hermana con todas las medidas de seguridad: guantes, mascarilla, etc.
Pero claro, no fue suficiente y mi padre enfermó. A los pocos días y tras empeorar de la bronquitis que tenía, llamamos al médico, que nos remitió al Hospital, nuevamente. Fui yo a llevarlo, era lunes, y ya se quedó ingresado y como no aislado. En la primera prueba, salió negativo, y en la segunda también, mientras en casa toda la familia hemos estado en contacto, estoy muy orgullosa de mi familia, por que nos han estado dando ánimos todos los días. El miércoles por la noche nos llaman del hospital y nos dicen que mi padre da positivo en COVID-19, a partir de ese momento todo ha sido un drama, una impotencia, incertidumbre. Nos informan que nos llamarán de nuestro ambulatorio para informarnos de los pasos a seguir. Pero no nos llamó nadie. LLamó mi hermana para que le hicieran un test a mi madre, ya que es diabética, pero como no hay test, nos dicen que si siente sensación de fatiga o ahogo que llame al 112, es decir, que cuando te estes muriendo, les llamas.
Mi madre aislada sola en su casa, mi padre solo en el hospital, y todos los días esperando la llamada del médico, que es lo único que teníamos. No sabíamos en que punto de la enfermedad estaba, ya que no ha tenido fiebre, pero cada día ha sido un infierno, todos mis tíos, mis primos y amigos han estado ahí, dándonos apoyo moral. Nosotros no hemos presentado ningún síntoma, ni mi madre, pero cómo esta enfermedad es tan desconocida, no sabes qué te va a pasar mañana.
A pesar de todo, las noticias eran buenas, y su evolución también.
El martes 14 nos llaman que podíamos ir a por él. Fui yo al hospital, muy nerviosa y sabiendo que no podía ni darle un simple beso. Le hicieron el pasillo y le aplaudieron, aún me emociono al recordar la imagen. ¡¡GRACIAS POR CUIDAR DE MI PADRE!!, Por vuestra dedicación..
Ésto ha sido muy duro para todos, pero mi padre está en casa.. No me puedo ni imaginar lo que está pasando la gente con el fallecimiento de sus familiares..

     Y a todo esto, la gente es una irresponsable, aquí donde yo vivo, estas pascuas lleno de gente y paseándose por la montaña como si no pasara nada.
Yo estoy trabajando en casa y siempre que bajo a preparar los pedidos están los mismos en la calle, sin protección ninguna..Así señores, nunca bajaremos los contagios..
Esta ha sido la historia de un si se puede , con 80 años y cáncer de pulmón, 9 días ingresado, y lo ha superado.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Cart
Your cart is currently empty.
A %d blogueros les gusta esto: